Thursday, October 06, 2005



VIVE LE VOYEUR

Confiesome vouyerista desde pequeño. La foto de arriba es del blog de mi cuate filemón que según él escribe en El Universal (yo no he visto tal cosa) y del que ya no se nada (ni su dirección de blog), ahi si lo ven....

Total, que desde que era pequeño tenía una irresistible tentación por espiar y más hacia tendencias con mujeres. Siempre he tenido la oportunidad de ver muchos acontecimientos supuestamente "prohibidos" desde una primera perspectiva, tal cual: directa. Sin embargo prefiero la adrenalina, el escondite sí, que hablen todos de lo enfermo que eres, que te cachen.

Los calzones de las niñitas nunca tuvieron mejor perspectiva que através de un agujero, las tias gordas también tuvieron lo suyo, aunque dentro del afán vouyerista también me he topado con cosas no precisamente disfrutables; robos, violencia familiar, encierros, y demás crueldades que a lado mi pobre y folklórico espionaje resulta una nimiedad.

No obstante esta práctica la sumí con suma religiosidad desde como los seis años hasta los 18 o 19 donde el cielo me premió con una chava de buenas formas en frente de mi casa, con un ventanal enorme y, ¡auch!, sin cortinasssssssssss. Mucha diverción por meses (hasta conseguí unos minoculares) y la licra y el encaje nunca fueron los mismos, era el destino. Como toda historia tiene un final, llegó el fatídico día en que se dio cuenta de mi "enfermedad" y nunca volvió a abrir cortinas, hasta que me cambié de cuarto. De vez en cuando me asomo para ver si el milagro sucede pero ella se ha puesto algo más que gorda, no deja de estar con su novio, y mi voyeur se ha esfumado como quien pierde a su mejor amigo. ¡ PERO QUÉ BUENA FOTO LA DE ARRIBA! ¿NO?

p.d. Chíchis, traseros, ojos de bruja oriental, y sobre todo calzones clandestinos, favor de mandarlos a ricardo_aguilar@correo.unam.mx

GRACIAS.

1 comment:

Lolita said...

Pinche enfermo...alejate de mi..jajaja