Sunday, January 10, 2010




Mutantes
(otro texto versadito sobre la década que está a punto de esfumarse)

Me dio mucho gusto que al casi terminar la primera década de este nuevo milenio, no se destruyeran por completo las cosas, bueno casi pasó pero se ve que aún aguantamos más inclemencias. Me gustó que el rock cada vez diera para menos y que la masa se inclinara por las fiestas de corte socialité al más puro estilo electro ochentero, me agradó que la saturación de información convirtiera a expertos a todos, y que evidenciara a los que creían los sabían todo.

Me encantó saberme y saberlos vivos, más madreados y ojerosos, más receptivos y colmilludos. Sentí alivio al saber que el amor muta y que puede seguir vivo pese a casi cualquier cosa, que estas líneas que escribo puedan seguir llegando a ustedes.

Cuando empezaba esta década yo andaba en medio del divorcio de mis padres, The Strokes aún no llegaban al salón 21 para cambiar la manera de vestir de la banda roquera, el PAN tomaba posesión, yo creía que el grunge iba a resurgir de sus cenizas, y el Napster estaba a punto de quebrar por pedos, cambiando la manera en la que percibíamos música.

Eran tiempos buenos, había dvd carísimos, y el VHS por las tardes seguía siendo la onda con mis cuates, el cuerpo estaba menos lastimado, pero las expectativas realmente eran pobres para la gran mayoría, todas estaban enlatadas en chaquetas mentales, en ilusiones, los mejores años han sucedido en esta década, y por eso la veo con cierto aire de nostalgia, como casi todo el pasado, porque probablemente sean años que en esencia mutarán a otra cosa, que no serán igual de baratos los eventos, porque uno ya no es estudiante, ni totalmente hijo, pero sí Young, forever Young.

Es difícil ganarse unos pesos, tener que chambear diario, engentarte a menudo, darle al transporte colectivo tu mejor cara, aguantar tanta estupidez, pero ni es propio de esta década pasada ni mucho menos considero que desaparezca, pero sencillamente será otro nivel, de eso estoy seguro.

Este 2010 comenzó con un frío del carajo,unos días solos e increíbles, con un sentimiento raro en cada esquina, y sin embargo, no puedo esperar a lo que viene, porque hoy las cosas, pese a que perfilan a ser iguales en estructura, uno las transforma y las hace diferentes en su esencia, en su particularidad, me encanta.

Espero poder verlos pronto, y darme cuenta que siguen mutando, que traen otro outfit, del que renegaron nunca usarían hace tan sólo tres años, que se siguen bañando en el mismo río, y que ya son más lo que siempre han querido. Salud por esos buenos tiempos que se fueron, y bienvenidos los que siguen, change the chanel.


No comments: